miércoles, 2 de julio de 2008

BENDITO PALEOLÍTICO

En el año 2001 me fui a vivir a Oxford. Me me fui con un trabajo que me consiguieron en una agencia de asistenta de dirección de un pequeño hotel con solo 22 habitaciones. Cuando me entrevisté con el Director del hotel por teléfono me dijo que me podía conseguir alojamiento en la casa de una señora que trabajaba por horas en la lavandería del hotel. Acepté sin pensármelo y para allá me fui, sin saber cuanto tiempo estaría y con un inglés que yo creía aceptable, pero que en cuanto llegué me di cuenta que era lamentable.
Tengo la suerte de que tengo una prima viviendo cerca de Londrés y me quedé en su casa cuatro días antes de llegar a mi destino.

Mi primera sensación cuando empecé a conocer Inglaterra, es que en vez de venir de España, venía del Paleolítico. En las estaciones de tren habían ordenadores de pago a modo de cabinas de teléfono para conectarte a internet, en los centros comerciales había baños de hombres, de mujeres, de minusválidos y para madres con hijos pequeños: con sillones para darles cómodamente el pecho, cambiadores de bebés. No me lo podía creer. También me llamó la atención que los semáforos pasaran por el amarillo antes de cambiar al verde, y no solo al contrario como aquí, y desde que te colocabas en el paso de peatones para cruzar todos los coches paraban de inmediato. En los supermercados, al terminar la compra si pagabas con tarjeta, la cajera te preguntaba si querías dinero en efectivo y en caso afirmativo te lo daba y te ahorrabas pasar por el cajero. Nunca había salido de España y me parecía todo tan moderno...

Cuando llegué al hotel, me pareció horrible de entrada, luego empecé a cogerle el punto hortera de las paredes empapeladas de unos estampados imposibles y hasta me terminó gustando. Bueno, no.


Pero lo mejor estaba por llegar cuando entré en la que sería mi casa. ¡Ay Dios! Era en un barrio muy humilde, por no decir pobre, pobre y los dueños de la casa eran un matrimonio de 70 años.


Él era igualito al actor que interpretaba Fredy Kruger, que también era el lagarto de "V" que vivía con la resistencia, pero con treinta años más, posiblemente el señor más feo que he conocido nunca. Ella, Mikie, una señora encantadora que me recibió con mucho cariño. En la casa había otro inquilino, se llamaba Wellintong y era un perro que tenía 15 años, que nunca corrió, ni ladró y que siempre me pareció que estaba al borde de la muerte, viendo el túnel con la luz al fondo, vamos. No soy amante de los animales, probablemente porque nunca los he tenido, y juro que en los seis meses que viví allí nunca lo toqué. Welly, desprendía un olor insoportable que luego supe por el anterior chico que vivió allí durante dos años, que nunca lo habían bañado. En los seis meses que yo estuve allí, tampoco.


La tarde en que llegué con mi prima y su familia, nos percatamos pronto de que el matrimonio no tenía ni idea de español. A la media hora de llegar le comenté a mi prima en voz baja, por si acaso: " la señora me dio olor a bebida", ella me dijo que había notado lo mismo pero que luego se había dado cuenta de que era de un caramelo que tenía en la boca.


El caramelo resultó ser una botella de whisky que se bebía en un día y que mezclaba con cerveza de 8,5º. Aparentaba tener 10 años menos de los que tenía, claro, estaba conservada en formol, y aunque era un encanto, a partir de las seis de la tarde se ponía cariñosa y me decía :"I'm your second mother, I love you.....". Entonces me metía en el cuarto para no verla ir dando tumbos hasta la habitación.


En los meses de invierno en los que anochecía a las cuatro de la tarde y el frío no me dejaba vivir, me salvó la lectura, Mi País del domingo que me llegaba el lunes y me costaba 600 pesetas y las llamadas diarias de mis padres gracias al Europa 15.


Una mañana me levanté a las siete de la mañana para ir a trabajar y la vi bebiendo directamente de la botella de whisky, empinando el codo en el sentido más literal de la expresión, ese día decidí venirme a casa. Volver al Paleolítico de mi alma, que es donde mejor se vive aunque tengas que poner cara de pena y suplicar para que los coches se paren en los pasos de peatones.


15 comentarios:

Oliver dijo...

Porqué te crees que los ingleses vienen a Tenerife y están toda su estancia en la isla ebrios a más no poder? Tú me dirás: " porque están de vacaciones". Pues no!!! Es porque son todos unos borrachusos de tomo y lomo. Alomejor tu experiencia inglesa hubiese sido más llevadera si hubieras compartido botella con tu second mother, ella en realidad lo esperaba.

AguaDeRocío dijo...

Me ha parecido fantastica tu experiencia en tierras inglesa.
Siempre nos suele ocurrir algo similar cuando salimos de nuestras fronteras y es que por muy bonito o no tento, que nos resulten otros destinos, donde se ponga nuestra tierra me dá a mi que ná de ná.
Yo te puedo asegurar que algo parecido me paso cuando viaje por primera vez a Italia, fui a un pequeño pueblo del norte en el que dije nada mas llegar :¡Dios donde he venido a parar!, pero a lo largo de los años de aquel pequeño pueblo hice como una especie de segunda residencia.
Cada vez que deseo escapar de algo, pillo el coche me pongo buena musiquita y cojo la E-5 y no paro hasta llegar a mi destino, me encanta viajar, me encanta conducir.
Un achuchon enorme de tu amiga Trianera

Aurora dijo...

Jo, menuda historia!
Te imagino encerrada en la habitación con una mascarilla para no oler al perro! jajajaja
No me puedo imaginar que alguien sea capaz de vivir así!
Qué asco! agggggggggggggg

(Oye, te puedo enlazar?)

Aurora dijo...

Con enlazarte quería decir ponerte en mi blog!
Y si puedes, me mandas un emilio a pochetina2002@yahoo.es, que quiero preguntarte algo en "privado"
Gracias guapa!

Velvetina dijo...

Cuando dicen que como en España no se vive en ningún lado, aunque nos quejemos de crisis, de huelgas y de paros...
Yo no puedo comparar, porque nunca he salído más allá de nuestras fronteras, pero más amigos me han comentado experiencias parecidas a las tuyas.
Me ha gustado esta historia, me has hecho "vivirla"... Si hubiese estado allí, te había traído aunque fuera arrastrándote de los pelos ja, ja, ja...

Un beso

Moa dijo...

Auténtica, tu historia contada como lo haces tú, es q la vives.... Alucinante... Realmente cuando sales fuera, vemos en el "Paleolítico" q vivimos, pero nos reconforta cuando volvemos a casa.... o no???
Además nosotras tenemos la suerte de vivir en un paraiso!!!!
Oye, la foto del perfil donde es???
Saluditos!!!

Moa dijo...

es q me sonaba, es muy bonita!!! Esa zona no me gusta nada.... nosotros nos vamos siempre a los Gigantes, es mas pueblo y mas agradable....
Evidentemente, la experiencia de vivir fuera de los pirineos es alucinante... de hecho, yo tengo amigos q no vuelven, pq te acostumbras y luego esto se te queda corto!!!

KAMELUCHA--MELA dijo...

uufff apareci....jjjjjj
ando mu plaffff....
jajajja la historia de los semanoforos y orden me deja alucinandoo...y tuviste mala suerte,,con la gente que te toco,,mi sobrina y eso que es mi negra linda...jjj estuvo contentisima y la trataron divinamente,,,.a veces es donde te toque..
y los animalitos se bañan a menudo todo lo que les haga faltaaa..
un besotee..
haber si mañaannc ambio mi,,,....pero noseee......

4denoviembre dijo...

Ya estoy aquiiiiii, que luego me regañas por que no te swcribo na de na y que te tengo olvida. Alma candida, a quien se le ocurre!!!1 si mucha tecnologia en el metro y eb las calles, pero luego los prehistoricos son ellos, que siguen con la tradiccion del agua solo se emplea para hacer cubitos, y seguir la dieta de la gran teleñeca o reina madre, la de mantenerse en alcohol. De todas maneras los españoles siempre tendemos a infravalorarnos cuando salimos fuera, y yo por mi experiencia en el extranjero, creo que no tenemos por que tener ese complejo de inferioridad, que somos civilizados como el resto o incluso mas, y ademas estamos bien vistos, por que decir soy español, en el extranjero abre muchas puertas.

Kaiser_sacze dijo...

lo importante es que "vives" para contarlo, jejeje...

veras que la experiencia en Tailanda va a ser "inimaginable" jejejeje...

pafermi dijo...

Escribes muy bien, vas llevando la historia sin saltos, los detalles son chispasos de realidad que te hacen ver la escena, tu humor es agradable y positivo. Sí Cartoncillaa (ahora con dos "A"), escribes muy bien.

meggan dijo...

joe que ver he?

madre de mi vida hija mia ..
que show .no te inmagino jajaja
poretica mia..
aishhhhhhhhhh
un besazo!!
acabo de ver el anuncio de gran hermano jajaja
que risa me digo ami misma ah!! YA LO SABIA SOY UNA BOLERA JAJAJA
mi hija me dice que dices ?
y le digo nada que ya sabia que empezaba gh.
y dice ay tu lo sabes todo hija..
jajajajaja

sdjrp dijo...

eso es costumbre en los lugares humildes... tomar a mas no poder para olvidar los dolores de la pobreza y de la edad en muchos casos...

me apetece irme para alla... aqui, mi pais es todo retrogrado... hay lugares incluso sin ambulancias.... imaginate!!!!!

Esther Hhhh dijo...

Mirándolo por el lado bueno, fue toda una aventura.. Estaría bien eso de que pusieran cabinas de pc's en lugares públicos y también eso de que las cajeras de los super te ahorraran el tener que pasar luego por el cajero..

Besitos

Anónimo dijo...

A mi me encantaría ir a Inglaterra. Siempre he tenido la sensación de que es allí donde más agusto estaría. Pero no soy tan valiente como tú, jejeje.

Por cierto, aprovecho para decirte que pases olimpicamente del idiota que intenta suplantarte en el Bolo. Todos tenemos claro que no eres tú.

Besos
Byrnes